Mala circulación

¿Qué son los problemas circulatorios?
Su sistema vascular es la red de vasos sanguíneos de su cuerpo. Incluye:

Arterias: Transportan sangre rica en oxígeno desde su corazón a sus tejidos y órganos
Venas: Llevan la sangre y los productos de desecho de regreso a su corazón
Capilares: Pequeños vasos sanguíneos que conectan las arterias pequeñas con las venas pequeñas. Las paredes de los capilares son muy delgadas y permiten el intercambio de sustancias entre los tejidos y la sangre

Los problemas circulatorios, también llamados enfermedades vasculares, son condiciones que afectan su sistema vascular. Son comunes y pueden ser graves. Algunos tipos incluyen:

Aneurisma: Ensanchamiento o abultamiento en la pared de una arteria
Arterioesclerosis: Enfermedad en la que se acumula placa dentro de las arterias. La placa se compone de grasa, colesterol, calcio y otras sustancias que se encuentran en la sangre
Coágulos sanguíneos: Incluyendo trombosis venosa profunda y embolia pulmonar
Tea
Enfermedad de las arterias coronarias y enfermedades de las arterias carótidas: Afecciones que implican el estrechamiento o el bloqueo de una arteria. La causa suele ser una acumulación de placa
Enfermedad de Raynaud: Trastorno que hace que los vasos sanguíneos se estrechen cuando tiene frío o se siente estresado
Accidente cerebrovascular: Afección grave que ocurre cuando se detiene el flujo de sangre a su cerebro
Várices: Venas hinchadas y retorcidas que se observan debajo de la piel
Vasculitis: Inflamación de los vasos sanguíneos
¿Cuál es la causa de los problemas circulatorios?
Las causas de los problemas circulatorios dependen de la enfermedad específica. Estas causas incluyen:

Genes
Enfermedades del corazón como el colesterol alto y presión arterial alta
Infección
Lesiones
Medicamentos, incluyendo hormonas
A veces la causa es desconocida.

¿Quién está en riesgo de enfermedades vasculares?
Los factores de riesgo de las enfermedades vasculares pueden variar, dependiendo de la enfermedad específica. Pero algunos de más comunes incluyen:

Edad: El riesgo de contraer algunas enfermedades aumenta a medida que envejece
Condiciones que pueden afectar el corazón y los vasos sanguíneos, como la diabetes o el colesterol alto
Antecedentes familiares de enfermedades vasculares o cardíacas
Infección o lesión que daña las venas
Falta de ejercicio
Obesidad
Embarazo
Estar sentado o parado por mucho tiempo
Fumar
¿Cuáles son los síntomas de las enfermedades vasculares?
Los síntomas para cada enfermedad son diferentes.

¿Cómo se diagnostican los problemas circulatorios?
Para hacer un diagnóstico, su profesional de la salud le hará un examen físico y le preguntará sobre sus síntomas y antecedentes clínicos. Además, se pueden solicitar pruebas de imagen o de sangre.

¿Cómo se tratan las enfermedades vasculares?
El tratamiento depende de la enfermedad vascular que tenga y de su gravedad. Los tipos de tratamientos para enfermedades vasculares incluyen:

Cambios en el estilo de vida: Como comer una dieta saludable para el corazón y hacer más ejercicio
Medicamentos: Como medicinas para la presión arterial, anticoagulantes, medicinas para el colesterol y para disolver coágulos. En ocasiones, los profesionales de la salud aplican la medicina directamente en un vaso sanguíneo a través de un catéter
Procedimientos no quirúrgicos: Como angioplastía, colocación de stent y ablación de venas.

¿Se pueden prevenir las enfermedades vasculares?
Hay cosas que puede hacer para ayudar a prevenir enfermedades vasculares:

Hacer cambios saludables en el estilo de vida: Comer una dieta saludable para el corazón y hacer más ejercicio
No fume: Si ya es fumador, hable con su proveedor de atención médica para que le ayude a encontrar la mejor manera de dejar de fumar
Mantenga su presión arterial y colesterol bajo control
Si tiene diabetes, controle su azúcar en la sangre, trate de no estar sentado o parado durante largos períodos de tiempo: Si necesita sentarse todo el día, levántese y muévase por cerca de una hora. Si tiene un viaje largo, también puede usar medias de compresión y estirar las piernas con regularidad.

Ir a las clínicas