Resección de verrugas

Diagnóstico
En la mayoría de los casos, el médico puede diagnosticar una verruga común valiéndose de una o más de las siguientes técnicas:

Examen de la verruga
Raspado de la capa superior de la verruga para detectar signos de puntos pequeños y oscuros —vasos sanguíneos coagulados—, que son frecuentes en las verrugas
Extracción de una pequeña sección de la verruga (biopsia por raspado) y envío a un laboratorio para analizarla con el fin de descartar otros tipos de bultos de la piel

Tratamiento
Aunque pueden transcurrir uno o dos años, las verrugas más comunes desaparecen sin tratamiento y pueden desarrollarse otras nuevas en áreas cercanas. Algunas personas deciden acudir al médico para tratar sus verrugas porque el tratamiento casero no funciona y las verrugas son molestas, se diseminan o son un problema estético.

Los objetivos del tratamiento son destruir la verruga, estimular una respuesta del sistema inmunitario para luchar contra el virus o ambos. El tratamiento puede demorar semanas o meses. Incluso con tratamiento, las verrugas tienden a reaparecer o a diseminarse. Los médicos, por lo general, comienzan con los métodos menos dolorosos, especialmente cuando se trata de niños pequeños.

El médico podría sugerir uno de los siguientes enfoques, según la ubicación de las verrugas, los síntomas y tus preferencias. A veces, estos métodos se utilizan en combinación con tratamientos caseros, como el ácido salicílico.

Medicamento exfoliante más fuerte (ácido salicílico). Los medicamentos para las verrugas de concentración recetada con ácido salicílico trabajan quitando las capas de una verruga poco a poco. Los estudios demuestran que el ácido salicílico es más efectivo cuando se combina con enfriamiento.
Enfriamiento (crioterapia). La terapia de enfriamiento que se realiza en el consultorio del médico consiste en la aplicación de nitrógeno líquido en la verruga. El enfriamiento consiste en crear una ampolla debajo y alrededor de la verruga. Luego, el tejido muerto se desprende, aproximadamente, en el plazo de una semana. Este método también puede estimular el sistema inmunitario para que combata las verrugas virales. Es probable que necesites repetir los tratamientos.

Los efectos secundarios de la crioterapia incluyen dolor, formación de ampollas y decoloración de la piel en la zona tratada. Debido a que esta técnica puede ser dolorosa, por lo general, no se utiliza para tratar las verrugas de niños pequeños.

Otros ácidos. Si el ácido salicílico o el enfriamiento no están funcionando, el médico puede intentar con ácido tricloroacético. Con este método, el médico primero afeita la superficie de la verruga y luego aplica el ácido con un mondadientes de madera. Es necesario repetir los tratamientos cada semana aproximadamente. Los efectos secundarios son escozor y ardor.
Cirugía menor. El médico puede cortar el tejido molesto, lo que posiblemente deje una cicatriz en la zona tratada.
Tratamiento con láser. El tratamiento con láser de colorante pulsado quema (cauteriza) los pequeños vasos sanguíneos. El tejido infectado finalmente muere, y la verruga se desprende. La evidencia de la eficacia de este método es limitada, y puede causar dolor y formación de cicatrices.

Ir a las clínicas